• David Utrilla
  • Lugares

El caminito del Rey

El nuevo Caminito del Rey es una ruta que permite atravesar el corazón del Desfiladero de los Gaitanes a través de pasarelas adosadas a la pared de roca en algunos tramos a 100 metros del suelo. El camino original fue construido con tablones de madera por marineros en 1901, en realidad se trataba de un primitivo acceso de servicio durante la construcción del tramo de ferrocarril Córdoba-Málaga.

Al poco, la familia que tenía la concesión ferroviaria se dio cuenta del enorme potencial del río Guadalhorce y de los saltos de agua del Desfiladero de los Gaitanes para generar electricidad.

 

Rafael Benjumea Burín, fue el ingeniero quien tomó la riendas de un proyecto que con los años le supondría llegar a ser ministro con Primo de Rivera y el título de Conde del Guadalhorce. A principios del XX España iba gestando un cambio en cuanto a la generación de energía. Iban quedando atrás las obsoletas máquinas de vapor y se empezó a dar paso a las modernas centrales hidroeléctricas. En este momento Benjumea vio el potencial de esta zona para generar energía para surtir a Málaga y sobrante para las necesidades de su industria. Años más tarde llegó a suministrar electricidad también a pueblos de Granada y Almería. 

A prinicipios de 1900 se puso en marcha el Salto Hidroeléctrico de El Chorro. Una pequeña presa elevaba el nivel del río creando un canal cubierto por tuberías. Para controlar este canal, Benjumea contrató a unos marinos que le construyeron un camino de tablones para acceder a esta zona y poder así efectuar trabajos de mantenimiento. Este fue el tramo primitivo del caminito. 

Se funda la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro con la finalidad de construir un pantano. Aprobado el proyecto se tuvo que reformar para construir una presa de 50 metros de altura una capacidad de 80 hectómetros cúbicos. Las obras pudieron concluir en 1921, el proyecto tuvo tanta transcendencia que supuso que el Rey Alfonso XIII fuera para la colocación de la última piedra. En la zona hay un sillón de piedra (hoy conocido como el sillón del Rey)  que dejó constancia la visita del monarca y que utilizó para firmar el documento de finalización de esta obra. 

Pero el ingeniero vio en el precario caminito de tablas de madera una oportunidad para sorprender al Rey Alfonso XIII y decidió dar un paso más. Retiró la vieja podrida estructura de madera y construyó una pasarela con vigas de tren como soporte y cemento. Por lo que en realidad "El Caminito del Rey" se trata de una ingeniosa operación publicitaria de Benjumea para camelarse al Rey y poner en valor la presa. 

En el acto de inauguración, el rey Alfonso XIII no lo atravesó  al completo, tan solo un tercio del recorrido, suficiente para que desde entonces este sitio sea recordado con el nombre del Caminito del Rey. Tras la construcción de la presa y del camino en los años 40 para algunos niños y habitantes de El Chorro, el Caminito era la única ruta para ir a la escuela y necesario para avituallarse de los elementos de primera necesidad. 

Con el cambio de siglo ya era famoso este lugar en el mundo del deporte de aventura y la práctica de la escalada, hasta que lamentablemente los accidentes fueron cada vez más habituales. Por lo que se tomó la decisión de volar el acceso al camino hasta dar una solución al tema. Años después las instituciones y los políticos pudieron ponerse de acuerdo y acometer una obra bastante acertada en presupuesto, seguridad para el visitante e impacto ambiental. 

El camino actual esta realizado por una quincena de operarios de trabajo vertical entre el 2014 y 2015 a veces con la ayuda de un helicóptero para la colocación del material (madera y acero inoxidable) que se eligió por su durabilidad y resistencia. Hay normas de obligado cumplimiento y de sentido común, entre ellas no se puede utilizar trípode por obstaculizar el paso y curiosamente está terminantemente prohibido esparcir cenizas de difuntos en todo el recorrido. 

Bellos paisajes recónditos y sensaciones vertiginosas que hasta muy poco era territorio para escaladores experimentados.  El acceso comienza con un paseo tranquilo por la orilla del Embalse de Gaitanejo, partiendo de la presa del Embalse Conde de Guadalhorce llegando hasta la caseta de control del Caminito del Rey. Un alucinante itinerario de 7.7 kilómetros contando el acceso al control y el camino de salida. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Desde esta posición pudimos ver la curiosa presa del embalse Conde de Guadalhorce. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

En  varios puntos del recorrido pudimos observar unas curiosas formaciones producidas por el mismo Guadalhorece en su camino milenario perforando la roca. Se hace evidente que estos abrigos en la roca han sido utilizados históricamente como viviendas, hoy abandonadas. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Increíbles formaciones rocosas fruto del viento tallan en las paredes caprichosas formas que me recordaron bajorelieves egipcios y que geológicamente se conocen como Taffoni.

foto el caminito del rey

Es hora de ponerse el casco, aquí está la caseta de control del acceso Norte, al lado del embalse de Gaitanejo y junto a una de las centrales hidroeléctricas. El momento es un poco caótico porque una remesa de 50 turistas todos juntos partimos deseosos de ver el espectáculo. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Los caminos se encuentran... en esta panorámica se puede observar el caminito del Rey a la izquierda, el Guadalhorce en el centro y la vía del tren a la derecha. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

La zona entre ambos tramos de pasarela (Gaitanejos y Gaitanes) es recorrido por un precioso sendero que recorre un valle entre las aguas del Pantano de El Chorro. Su extensión aproximada es de tres kilómetros, es un lugar perfecto para descansar, tomar un bocadillo e incluso contemplar los trenes que pasan.

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Este tramo discurre por uno de los canales de agua ya rotos y adaptados para recorrerlo a pie. Una vez sales el siguiente tramo te obliga a entrar en un túnel excavado en la roca, posiblemente porque el caminito se estaba reparando (a la izquierda). Una pena porque en este tramo perdimos parte de los encantos del camino, los fósiles de amonites y el mirador de cristal  (tendré que reservarlo para la próxima visita).

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Esta abertura en el túnel prácticamente me dejó sin habla. Ya que uno puede comprobar en las condiciones que estaba el camino anterior. 

foto el caminito del rey

El puente más fotogénico del caminito del Rey, que por desgracia sólo pude fotografiarlo desde este punto al estar el tramo cortado. 

foto el caminito del rey

El color, textura y formas de la roca son alucinantes, la tubería de agua dejaba escapara algunos litros de agua que rompían entre las rocas, me pareció un espectáculo. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Junto a la tubería está el nuevo puente colgante (puente de Ignacio Mena). Las corrientes de aire son constantes en esta estrechura, el puente no para de bambolear y además bota al ritmo de tus pasos. Lo mejor es escuchar los chillidos de la gente cuando cruzan el puente. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

En este tramo se pasa sobre la propia vía del tren. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Lo curioso del recorrido es que ya no tienes la sensación de encontrarte suspendido a casi 100 metros del suelo pegado a una pared de roca. 

foto el caminito del rey

Sólo cuando cambias de perspectiva eres realmente consciente de por donde acabas de pasar. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Muy cerca ya a El Chorro se puede ver el precioso puente del ferrocarril y una ermita junto a algunas casas trogloditas habitadas aún por los escaladores que han hecho de este paraje su casa durante más de 10 años. 

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

foto el caminito del rey

Finalmente la sensación que te queda es que sabes que repetirás, ya no es el camino más peligroso pero si es el más espectacular del mundo

Algunas fuentes digitales dignas de visitar:

http://caminito-del-rey.diariosur.es/

https://www.youtube.com/watch?v=3aSypN0je7Y&t=4s

Recomiendo si vais a visitarlo alojaros en el Complejo La Garganta. Hay que reservar la visita al Caminito del Rey antes de ir porque está limitado el acceso y hay mucha gente que quiere visitarlo. Recomiendo también contratar el servicio lanzadera para no tener que hacer el camino de ida y vuelta. 

 

Ruta, Turismo

© David Utrilla Hernández 2019. Todos los derechos reservados.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  +34 925740397